Mosaico

Hace unos días, en la entrada "Decorar con telas", os mostraba el salón de mi hermano. No sé si os fijasteis en la mesa de centro. Fue uno de mis primeros proyectos de reciclaje, allá por el año 2000.


Es una pena no tener una foto del "antes" de esta mesa de mosaico. De hecho ni si quiera parecía una mesa. Más bien era como un tambor chapado en negro, sin patas ni sobre. Los lados de arriba y abajo eran como de trasera de armario y además combados, pero cuando vi el cajón, tan profundo como la mesa, no pude evitar recogerla de la calle y darle asilo.




Cuando arranqué el chapado y descubrí la madera aún me gustó más. Una buena lijada para quitar todo el pegamento, unas patas y un pomo del Leroy, un par de capas de barniz y mientras tanto pensaba en el diseño de la parte de arriba. Tenía claro que quería hacerla de mosaico, así que hice unas cuantas excursiones a los contenedores de derribo hasta que di con estos azulejos. Los rompí en mil pedazos y reservé para el borde de la mesa los cantos redondeados de las baldosas para que no quedaran aristas y nadie se dañara. Igualé primero con masilla, luego los pegué y por último una buena lechada.
Ahora la veo y pienso que no utilizaría esos colores ni ese dibujo. Diez años no pasan el balde. Los gustos y las modas van cambiando, pero de momento esta mesa va cumpliendo su cometido.


7 comentarios:

MAria dijo...

pues la mesa es bien bonita!

Pepa dijo...

Gracias María! A mi la mesa me encanta, solo que quizás si la hubiera hecho ahora la hubiera pintado en blanco roto y el diseño del mosaico sería difrente...claro que tampoco tengo claro cómo,jeje.

Mamá Carmen dijo...

Gran trabajo Pepa, y no me parece que el diseño esté mal, me encanta como ha quedado.

Liberia Jiménez dijo...

y como hiciste para que encajaran todas las piezas! Estoy siguiendo tus pasos y me es casi imposible!

Pepa dijo...

Liberia, las piezas no "encajan" realmente. Tienes que ir buscando los pedazos que se acoplen mejor al diseño, al espacio que vas cubriendo. No deben estar juntos, esto te permite "trampear" un poco. Luego cuando eches la lechada cubrirás los huecos que quedan. Si te fijas bien en la imagen hay zonas en banco más grandes que otras.

Liberia Jiménez dijo...

He recibido también tu correo! si, es una mesa tambien, de dejarla a la intemperie se estropeó mucho y la arreglé un poco y estoy liada con el mosaico, otra cosa que me han recomendado es hacerlo con teselas de piscina y no se si desechar los azulejos y empezar de nuevo o seguir! un beso!

Dalila Cribellati dijo...

Muy bello trabajo, tienes ideas muy creativas!!!

Publicar un comentario