Inspiración: La casa de Eva y Alberto

Hoy os quiero mostrar una casa muy especial. Y digo especial porque así, sin amueblar, sin decorar, sin habitar, me resulta ya encantadora.
Eva Bolumar y Alberto Ferrero son los propietarios de este piso junto al Jardín Botánico de Valencia. Tienen un estudio de arquitectura afincado en esta ciudad y trabajan para toda España. Aunque tratan todos los campos de su profesión, principalmente reforman oficinas y rehabilitan edificios y casas como esta.
Respecto a su linea de trabajo me cuentan que buscan el camino más sencillo en cuanto a distribuciones y materiales. La luz, la flexibilidad espacial y el confort son objetivos primordiales, manteniendo siempre el sabor y la esencia de lo auténtico pero sin renunciar a las últimas tecnologías.
Su lema: "Si no vivirías en él, no lo hagas"


Cuando vieron el piso presentaba unas carencias muy importantes. Tenía una distribución muy compartimentada y estaba totalmente cerrado a las vistas el jardín botánico.




"El punto de partida de la intervención fue eliminar paredes para dejar el espacio lo más abierto posible, fomentar la entrada de luz y sol a toda la casa y abrir la vivienda al máximo a las vistas. Este fue el mayor reto, puesto que solo disponía de un pequeño hueco y una ventana. Tuvimos que doblar el cerramiento y reforzar toda la estructra, pero cuando aparecieron las palmeras en todo su esplendor vimos que había merecido la pena"




Otra premisa importante era ver el jardín desde el dormitorio principal. Cosa difícil, pues se encuentra en el lado opuesto. Crearon la "Terracita Blanca" como la llaman ellos. Un refrescante patio interior en el que se abrieron tres vanos verticales y que guarda la instalación de fontanería bajo piedras de mármol blanco.


Blancas también son las paredes de toda la casa, incluyendo el alicatado del baño. Para resaltar el mosaico del suelo y no recargar visualmente.


La cocina se abrió al comedor-estar. Muebles bajos sin tiradores en blanco y una isla para separar ambientes con armarios a doble banda.


El baño, con saneamientos volados, tiene un tabique en pizarra negra que oculta cisterna e instalaciones y sirve de repisa para los útiles de aseo.


En fin, 75 metros cuadrados convertidos en, como diría? un pequeño paraíso? Si algún día he de hacer reforma ya sé a quién llamar.
Si queréis ver más: bolumarferrero.blogspot.com



8 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta! Gracias Pepa por tu blog

Montse dijo...

Hola! Acabo de llegar a tu blog por casualidad a través de otro que sigo y me encanta! Llevo un buen rato maravillándome con tus trabajos! Además de que tomo buena nota de ellos, la casita de cartón me ha parecido genial para mi peque! Ah, y que sepas que me quedo esperando el tutorial del "cuadro" de hojas de otoño, es precioso!! De verdad que felicidades por el blog y por el trabajo, tu hija se lo debe de pasar genial contigo! :)) A ver si se me pega algo de este blog, que yo soy muy mala para las manualidades...

Lulú dijo...

La verdad es que esta casa tiene un "noseque" maravilloso...

imma dijo...

Creo que tambien se quien me va ha decorar mi casa, sin dudarlo un momento. Que chulo y acogedor

Pepa dijo...

Cierto. Tiene un "nosequé maravilloso". Y además está a la venta!!!
Montse, bienvenida. Tus palabras son preciosas.
Y gracias a todos por vuestros comentarios.

VillaKunterbunt dijo...

Me encanta el rollo de esta casa! Está genial!

Anónimo dijo...

Realmente me parece todo esto de un verso tremendo,puro humo, como decoradores no se si os va bien; pero como politicos ó verseros seguro que os ira mejor

Pepa dijo...

Tiene que haber gustos para todo!
Ellos son arquitectos, el verso lo pongo yo.
Siento que no te agrade.
De cualquier modo, gracias por comentar, anónimo.

Publicar un comentario en la entrada